Sigue la preocupación sectorial por el incremento continuo de los costes energéticos y otros aspectos coyunturales.

Informe FACEL